jueves, 23 de diciembre de 2010

Here comes the rain again...

A cualquier sitio por ti, tanto si eres dulce como si eres cruel. Como un satélite orbitaré sobre ti en medio de la noche. Debo decirte como me siento, es por ti, si. Mi objetivo es claro y verdadero, la flecha de Cupido solo puede ser para ti. Donde tu vayas voy a seguirte. Tú marcas el ritmo, lo haremos rápida o lentamente, y es que voy a seguir tu camino. ¡Me tienes, me tienes! Es algo más fuerte que la gravedad, es física y no hay posibilidad de escapar... 

Dentro de mi, un sentimiento extraño, que hace que mi alma se pregunte si debo continuar... Y es que estás tan jodidamente comprometido que, al ver lo absurdo de mi situación, me he llegado a reír. Me vuelvo loco mientras duermo, buscando algo para comprendernos, es como respirar bajo el agua, pero me gusta como me hace sentir eso. Por otra parte... tampoco es justa tu situación. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario