miércoles, 29 de diciembre de 2010

No me gusta, es como si en vez de corazón tuviese una puta piedra que no bombea sangre al resto de mi cuerpo, que me hace frío. Me impide sentir cualquier cosa de estas que llaman "humanas", no se. Parece que solo funciona en ciertos periodos en los que todo se me viene encima.

No hay comentarios:

Publicar un comentario