domingo, 13 de febrero de 2011

NÌTNELAV NAS

En esta gran fiesta internacional del amor ( mentira ) hay dos tipos de parejas: las que no se regalan nada y las otras, que se dejan llevar por el consumismo y colman de regalos a su novi@. Las primeras, a mi parecer, suelen estar formadas por personas sensatas, que no necesitan un gran ramo de rosas ni obsequios absurdos para demostrar su amor, que viven un San Valentín constantemente, demostrando su amor en el día a día, con pequeños detalles a la hora de la convivencia. Bueno, el que no se regalen nada... también puede ser por que ambos sean unos tacaños, pero eso no suele suceder ¿o si? No lo se, puesto que nunca he tenido una relación estable. Luego están los otros, los que se regalan cosas inútiles. ¿Cómo pueden regalar rosas? Jamás regalaría eso, si lo piensas bien es algo horrible. Una rosa es una cosa bonita que con el paso del tiempo se marchita, perdiendo su esencia. Bueno, que tampoco se bien que más escribir de estás parejas por qué puede que como siga describiendo cosas como los ramos de rosas alguna amiga se de por aludida. Por último, en lo más alto de la escala evolutiva, emocionalmente hablando, estamos los solteros. No necesitamos estupideces de este tipo, y mantenemos nuestros bolsillos llenos. Si se nos permite eso de las relaciones esporádicas, sin tener que rendir cuentas ante nadie, siendo libres. ¡Vivan los solteros!

No hay comentarios:

Publicar un comentario