viernes, 8 de abril de 2011

Y eso que está escrito en mi corazón hará que me rompa en mil pedazos



En el suelo, tirado, con todos mis huesos rotos, los problemas acechan a lo lejos y con ello comienzan a brotar las primeras preocupaciones. Ahora me ahogo en mis propias lágrimas mientras pienso en todo lo que vendrá. Mi único consuelo es que cada gota que derrame se llevará con ella todo este sufrimiento...

No hay comentarios:

Publicar un comentario