domingo, 22 de mayo de 2011

La roue tourne, tôt ou tard tout se barre

Y ahora me encuentro frente al abismo, con la mirada perdida, sin estabilidad, sin equilibrio. Mis piernas y mi cabeza comienzan a inclinarse. Mis ojos, entreabiertos. Se esfuman los pensamientos, con ellos el miedo pues, a decir verdad, el abismo no es más que mi destino: frío y con una espesa bruma que envuelve todo aquello existente en la profunda sima.

Lo veo cada vez más cerca, acercándose a mi vertiginosamente.

1 comentario:

  1. supongo que significará algo... pero asi sin más no soy capaz de leer entre lineas, jajaja :P

    ResponderEliminar