martes, 14 de junio de 2011

Dualidad

Sientes y sientes que no sientes, luego sientes. Cambias, pero hasta que no cambias no te das cuenta que has cambiado, no en un mismo cambio, pues estos son imperceptibles a la vez que se da el cambio, sino en otro cambio, en el que te percatas que antes fue otro cambio. Imposible seguir sereno ante tanto cambio, pues son fruto de la imperfección, del desorden, son causa y finalidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario