sábado, 22 de octubre de 2011

Vísceras

No hay motivos para hacer pedazos aquello que te rodea. Puedo pisar tu cráneo y esparcir todas tus ideas por el suelo, pero no lo hago. El respeto por la circunstancia del otro no se basa en ninguno de los hechos que nos hacen característicos, no. Es una de las tantas actitudes que conforman el significado de "ser".

No hay comentarios:

Publicar un comentario